Los Glaciares en peligro: La temperatura de la Tierra aumentaría hasta en 6,4 Cº al año 2100

Comparte con tus amigos
Es oficial. El ser humano tiene la culpa del calentamiento global y el proceso es irreversible.El Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), un comité de 3.000 expertos de 113 países, dio a conocer en las oficinas de la Unesco en París el informe final sobre calentamiento global y sus proyecciones del clima en los próximos cien años según el cual no hay dudas de que el aumento del efecto invernadero se debe a la actividad humana relacionadas con las emisiones de gases y que esto produce un aumento de la temperatura de los océanos y de la atmósfera, así como un aumento del nivel del mar.
A partir de ahora los esfuerzos de la investigación se trasladarán del debate de si la causa del calentamiento global es de origen humano o no, a estudiar las posibles consecuencias y las soluciones al problema.
Responsabilidad humana.
La actividad industrial ha incrementado la presencia de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, aumentando la temperatura y el efecto invernadero en el último siglo. Incluso, se estima que los efectos provocados por la acción industrial de los últimos siglos sobre el clima durarán mil años, incluso si se frenara el actual nivel de emisiones.
Esto, en opinión de los expertos, debe motivar a los gobiernos a tomar medidas que respalden al Protocolo de Kioto, cuya primera fase expira en 2012. Las actuales discusiones de los expertos se centran en qué medidas establecer para el período posterior y extenderlas, pues los parámetros del Protocolo en funcionamiento son insuficientes para producir un cambio en las emisiones de gases.
El informe representa un consenso internacional que puede que fomente las legislaciones restrictivas en materia de emisiones de CO2, como ya está sucediendo en algunas regiones y países. No obstante lo anterior, USA, responsable del 39,4% de las emisiones del CO2 del planeta se ha negado repetidamente a suscribir el Protocolo de Kioto.
Efectos del cambio climático.
En base a modelos climáticos se ha determinado el aumento de temperatura promedio del planeta debido a la concentración de dióxido de carbono. Los expertos predicen un aumento de 0,2 °C por década próximamente, y a finales del siglo XXI un total de entre 1,1 a 6,4 °C dependiendo del nivel de emisiones.
Respecto al aumento del nivel del mar, el informe predice de 18 cm a 59 cm. Aunque este punto está bajo un intenso debate, ya que algunos resultados predicen un aumento de incluso 140 cm para esas fechas. El problema es que no se sabe muy bien el efecto del calentamiento sobre Groenlandia y la Antártida en relación a sus glaciares y su posible deshielo. Susan Solomon (una de los expertos líderes del comité) afirmó que si la temperatura excede los 1,9°C o 4.6°C por encima del nivel preindustrial es de esperar que se dé la fusión de los hielos de Groenlandia y eso significaría 7m por encima del nivel normal. No hace falta decir que eso seria simplemente un cataclismo.
Entre los efectos predichos los modelos muestran un ártico libre de hielo en verano. Habrá olas de calor y cambios en las distribuciones de precipitaciones en muchos lugares. Además se producirán sequías más intensas que afectarían entre 1.100 y 3.200 millones de personas.
En el trópico los ciclones y huracanes serán más intensos según aumente la temperatura. El calentamiento y sus efectos variarán de un lugar a otro y en algunas regiones se experimentará más intensamente.
La última vez que el mundo experimento un calentamiento así fue hace 125.000 años y el análisis de los hielos antárticos nos ayudará a entender mejor lo que va a pasar. A pesar de lo catastrofista que este informe parece, los expertos consideran que es bastante conservador, sobre todo a la hora de señalar las causas últimas del cambio climático.
Si se considera que en la última era glacial, hace 10 mil años, la temperatura promedio del planeta era 5° C menor a la actual, recién entonces puede concebirse la gravedad de este problema y empezar a ponderar el impacto que tendrá en la vida, humanos incluidos.
Los efectos del Cambio Climático Global en Chile.
Los resultados respecto de Chile indican que a fines del siglo XXI las lluvias de la zona central y sur disminuirán en un 20%. Mientras, la zona austral y la Antártica verán incrementadas sus precipitaciones. Otro efecto que se sentirá será el aumento de las inundaciones en torno a los grandes ríos. El aumento del nivel del mar tendrá un efecto más perceptible en la zona sur del país. El cambio en las corrientes afectará en especial a la industria pesquera de la zona, por el desplazamiento de las especies.
Al contrario de lo que sucede en el hemisferio norte, acá aún no se sienten con gran fuerza los efectos del calentamiento global. La razón es que en esta parte del mundo los océanos que nos rodean tienen todavía una benéfica influencia en el clima de la zona. En el caso de Chile, la corriente de Humboldt ayuda mucho a mantener las temperaturas más bajas. Pero, poco a poco, los efectos se están comenzando a sentir.
Andrés Rivera, glaciólogo del Centro de Estudios Científicos, explica que, pese a que para la gente el cambio climático pueda no ser tan obvio, hay un par de factores innegables que indican que las temperaturas están subiendo.
“Posiblemente en la superficie no se siente, pero si uno mide la temperatura en la atmósfera, a más de 1.500 metros, existe un claro calentamiento en todo el país”, explica.
El otro factor es el de los glaciares. “Hay excepciones, pero en general no cabe duda de que los glaciares en Chile y en América del Sur, están sufriendo un retroceso y un adelgazamiento que tendría serias consecuencias para el clima”, dice.
Los glaciares, además de ser reservas de agua, tienen directa influencia sobre la temperatura, pues ayudan a enfriar el ambiente al funcionar como espejos de la radiación. Además, si se derriten van a provocar un aumento del nivel de las aguas y un cambio en los ecosistemas dependientes de la temperatura y la humedad generada por éstos. Según Rivera, los glaciares que están sufriendo mayores complicaciones son los del norte chico y los de la zona central. “En ambas partes los glaciares aportan más del 60% del caudal de los ríos, y se puede ver cómo éste ha disminuido bastante en los últimos años”.
En Patagonia, los glaciares continúan retrocediendo, claro ejemplo son el O’Higgins y el Chico en las cercanías de Villa O’Higgins o el San Rafael y San Quintín en Campo de Hielo Norte.

EN INTERNET

  2 comments for “Los Glaciares en peligro: La temperatura de la Tierra aumentaría hasta en 6,4 Cº al año 2100

  1. Anonymous
    11 febrero, 2007 at 14:47

    Saludos desde Austria.
    Yo estoy desde 1995 por acá y me parece siempre interesante los temas de la Carretera Austral. Por ahora estoy haciendo un estudio sobre ella. Agradecería poder conocer tu opinión respecto a “La Carretera Austral Presidente Pinochet” su verdadero nombre?
    Tu página es excelente.
    Saludos.
    Walter Foral Liebsch
    Austria
    foralliebsch@hispavista.com

  2. Gary Shaffer
    6 marzo, 2007 at 23:55

    Hola Hans,
    Visite Villa O’Higgins, el ventisquero O’Higgins y otra maravillas cercanas hace tres años.
    A veces leo el blog de tu sitio web. En el ultimo tiempo trabajo con calentamiento global pero desde un perspectivo de escalo de tiempo largo (pasado y futuro; ver abstracto de mi charla en mi departamento en Concepción el 23 de Marzo). Lamentablemente, el calentamiento durara no “solo” 1000 años sino 100 mil años!
    Ojala puedo visitar VOH y hablar contigo otra vez.
    Saludos desde Concepcion,

    Gary Shaffer

    Calentamiento global forzado por consumo de combustible fósil: Una mirada a los próximos 100 a 100 mil años en el futuro.
    Recientemente, el nuevo informe (febrero 2007) del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) resume el conocimiento actual sobre el cambio climático que está ocurriendo debido a la acción humana y presenta nuevos escenarios para el presente siglo XXI. Así, se predice que el calentamiento global en 2100 será de 2 a 4°C, con un considerable menor calentamiento en Chile, que se mantiene más frío debido a la acción de los océanos en el Hemisferio Sur. Las mayores incertidumbres asociadas a estos pronósticos climáticos tienen que ver con el forzamiento de aerosoles, la sensibilidad del clima, la variabilidad interna océano-atmósfera, el derretimiento de las capa de hielo, y sobre todo, por el curso futuro de la acción humana.

    Simulaciones obtenidas con un Modelo del Sistema Tierra de bajo orden (modelo DCESS), recientemente desarrollado, son utilizadas para extender en el futuro los pronósticos de cambio global debido a la quema de combustible fósil. El modelo incluye submodelos de la atmósfera, hielo en el mar y la tierra, biósfera terrestre, océano, sedimentos en el océano y litósfera. Estos últimos dos submodelos son esenciales para el pronóstico del cambio global en escalas de tiempo del orden de 1000 años o más, debido a su impacto en el ciclo global del carbono. El lento intercambio de calor y CO2 con el océano y procesos de retroalimentación positiva en el sistema climático producen que el calentamiento global se extienda más allá del periodo de quema de combustible fósil. Eventualmente, la mayor parte del CO2 de origen antropogénico es capturado por el océano en una escala de 1000 años, pero una cantidad significativa de esto CO2 permanece en la atmósfera sobre una escala mayor de tiempo, para ser lentamente removida por la interacción con el sedimento oceánico y la listósfera. Consecuentemente, la acción humana en las próximas décadas impactará significativamente el clima de la Tierra en las próximas decenas de miles de años. Adicionalmente, se presentan simulaciones del posible secuestro de CO2 en el océano profundo y sobre la posible liberación de hidratos de metano desde el océano en respuesta al calentamiento oceánico.
    Gary Shaffer
    Departamento de Geofísica, Universidad de Concepción, Chile
    y
    Instituto Niels Bohr, Universidad de Copenhague, Dinamarca

Deja un comentario