Inundación en Río Baker, glaciares y represas

Comparte con tus amigos
d
Sobre los 3700 m3/s colapsaron el río Baker a la altura de río Colonia la madrugada del 7 de Abril (ver gráfico de la estación de monitoreo satelital que la Dirección General de Aguas (DGA) mantiene en el sector) .
La causa, el vaciamiento catastrófico del lago de origen glaciar Cachet 2, en la cuenca del río Colonia, afluente del río Baker.
La corriente del río prácticamente se detuvo en el transcurso de unas pocas horas. Es que el río Baker, el más caudaloso de Chile, tuvo que soportar, de súbito, una inyección de 200 mil millones de litros de agua. El fenómeno significó un aumento temporal de 4,5 metros en el nivel del río. De forma paralela, la temperatura del río disminuyó en ese mismo período de 8 a 4 ° C. Esto provocó que durante un par de horas el río incluso invirtiera el curso de su caudal arrastrando piedras, trozos de hielo y troncos. El Baker es el río más caudaloso de Chile y que su caudal aumente tres veces, es una fuerza enorme.
Ante la intervención que Endesa pretende realizar al río Baker es legítimo preguntarse si sus estudios de riesgos naturales asociados al proyecto de Endesa y Colbún son suficientes.
Por curiosidad le di un vistazo a los informes de linea base con los que Endesa prepara la presentación del Estudio de impacto ambiental al Gobierno. En ninguno de sus párrafos aluden a eventos como el ocurrido, pero si reconoce que las inundaciones tienen la capacidad para llenar el valle completo del río Baker con alturas superiores a los 15 metros.
Fue el Cecs quien dio la señal de alerta. Según el glaciólogo Gino Casassa, este tipo de fenómenos glaciares, conocidos como GLOF (en ingles glacial lake outburst flood) o jökulhlaup serán mas comunes en la medida que aumente la temperatura del planeta. En efecto, los expertos advierten que los lugares donde existen grandes concentraciones de glaciares continentales, como lo es el caso de la India, Patagonia, etc., estarán sometidos a grandes riesgos por los mega colapsos casi instantáneos, que pueden sufrir sus glaciares y sus lagos.
En esta oportunidad, la inundación del río Baker corto la Carretera Austral que une Cochrane con Caleta Tortel y Villa O’Higgins, en al menos cinco puntos, quedando , al menos, bajo un metro de agua, como destaco Ismael Mellado (Jefe de Obras de la I Municipalidad de Tortel) y sintiéndose los estragos hasta la desembocadura del río, junto a Caleta Tortel.
El blog La Voz de Tortel relata la experiencia de Manuel Vega, uno de los pobladores ribereños del Baker que se sorprendió cuando al salir de su casa se encontró con el río en la puerta.
Por otra parte, en el mismo Caleta Tortel, pueblo patrimonial de Chile, las pasarelas estaban colapsadas por el río, de hecho uno de los muelles quedo bajo el agua. «Gracias a Dios, esto no ocurrió en el máximo de marea, si no los costos hubieran sido otros», nos comentaba un vecino, mientras árboles pasaban de raíz a copa, por las ya desbocadas aguas del Baker.
El desconocimiento de la cuenca del Baker es inmenso. Para que hablar de los glaciares de Campo de Hielo Sur y Norte.
Para este evento natural, la Oficina Nacional de Emergencia, ONEMI, aludió el día 8 de abril a una crecida del río Baker asociada a las intensas lluvias de esos días (informe Nº 209).
Por otra parte, la Dirección General de Aguas, DGA, pretende iniciar solo durante 2008 la implementación de un registro nacional oficial de glaciares del país, realizará la construcción de refugios en glaciares relevantes, y estudiará distintas formaciones en conjunto con instituciones como la Universidad de Chile, la Universidad de Magallanes y el Centro de Estudios Científicos de Valdivia (CECS). Con esta última, justamente, está programado un balance glaciológico e hídrico en el glaciar Nef, Campo de Hielo Norte, en la Región de Aysén.

  1 comment for “Inundación en Río Baker, glaciares y represas

Deja una respuesta